+ Abrir categorías

Bicicleta, cuchara, manzana

En otoño de 2007 a Pasqual Maragall se le diagnostica Alzheimer. Superado el golpe inicial, él y su familia inician una cruzada contra la enfermedad y, desde el primer paso, esta película se convierte en testimonio de excepción. Con inteligencia, sinceridad y buen humor, Maragall se deja retratar junto a su familia y los médicos para dejar constancia del día a día de su lucha personal.

Dos años de seguimiento a un paciente excepcional dispuesto a que los científicos encuentren curación antes de que la cifra de 26 millones de enfermos en el mundo se multiplique por diez. Una película dura pero optimista a pesar de todo.

 La minicrítica en violeta:
Bello documental sobre las vivencias de personas que padecen la enfermedad de Alzheimer, siendo la figura central el político Pasqual Maragall. El mismo siente la imperiosa necesidad de no ocultar la enfermedad y de desdramatizarlo. Todo ello es de una belleza realista y maravillosa.
Además de lo indicado, es importante destacar la importancia de quienes cuidan a las personas que padecen esta cruda enfermedad u otras. Aprovecho este momento para reivindicar la figura de las cuidadoras (también hay cuidadores pero en menor número). No solo es un acto de amor, es también muy duro. Y en muchos casos, supone la renuncia a la vida propia o a cualquier elección libremente escogida (en muchas ocasiones es libre; pero no deja de ser muy duro y complejo, sobre todo, cuando no se tienen medios suficientes). Es por todo ello, que se requieren servicios públicos de calidad y especializados para que no se de el «síndrome del cuidador» (sí, en masculino, aunque el porcentaje de mujeres respecto de hombres es altísimo). Y quienes cuidan, acaben enfermando también. 
RECOMENDAR A MIS AMIG@S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorias