+ Abrir categorías

Nader y Simin, una separación

Ficha técnica

Trama

Nader y Simín —Peyman Moadi y Leila Hatami— han estado casados durante catorce años y viven con su hija de once años llamada Termé y el padre de Nader —Sarina Farhadí y Ali-Asghar Shahbazí—, formando una familia urbana de clase media alta en Teherán. Simín quiere abandonar el país con su esposo e hija, debido a que no quiere que Termé crezca bajo las condiciones prevalecientes en el país. Este deseo no es compartido por Nader, quien se encuentra preocupado de su anciano padre que sufre laenfermedad de Alzheimer. Cuando Nader decide firmemente quedarse en Irán, Simín inicia los trámites de divorcio.

La cinta inicia con los protagonistas ante un juez de familia, quien luego de escucharlos, considera que los problemas de ambos no son lo suficientemente graves como para justificar el divorcio y rechaza la petición de Simín; así, ella abandona a su marido e hija, y regresa con sus padres. Con la recomendación de su esposa, Nader contrata a Razié —Sareh Bayat—, una mujer joven, embarazada y profundamente religiosa proveniente de un barrio pobre, para cuidar a su padre mientras él trabaja en un banco. Razié ha decidido trabajar sin consultarle a su temperamental marido Houjat —Shahab Hoseiní—, cuya aprobación —según la tradición— habría sido necesaria, a pesar de que su familia depende económicamente de este trabajo, dado que su esposo se encuentra cesante y muy endeudado.

Razié decide ir a trabajar con su hija, y mientras realiza las labores que le competen, pronto se siente abrumada con el cuidado del padre de Nader, quien sufre de incontinencia urinaria —patología no mencionada por Nader, quien de hecho tampoco lo sabía—, por lo que decide llamar a una línea telefónica religiosa con el fin de preguntar si sería un pecado o no que ella lo limpiase. Con la seguridad de que sería aceptable, continúa realizando dicha labor, pero luego piensa que debería ser su marido quien llevara a cabo dicho trabajo, sin revelar que ella ya lo había realizado inicialmente. En consecuencia, Nader termina entrevistando y contratando a Houjat, pero el día en que debe comenzar es encarcelado por sus acreedores, por lo que Razié vuelve a trabajar para Nader.

Mientras Razié hace la limpieza, el anciano se escapa de la casa. Razié corre a buscarlo, y lo divisa al otro lado de una carretera muy transitada, mirando con atención los periódicos de un quiosco.

Al día siguiente, Nader y Termé regresan temprano a casa no encontrando a nadie. Al ingresar, Termé descubre que su abuelo se encuentra inconsciente en el piso de su dormitorio con uno de sus brazos atado a la cama. Cuando regresa Razié, sobreviene una discusión entre ella y Nader, y él la echa de la casa, acusándola de haberse apropiado indebidamente de dinero guardado en su habitación —realmente había sido Simín quien, a espaldas de Nader, había extraído el dinero para pagar unas cuentas—. Razié retorna instantes después alegando inocencia, y solicita que se le pague por el día de trabajo. Indignado, Nader expulsa a Razié del departamento. Ella cae por la escalera, y luego se apresura a salir del edificio. La hermana de Houjat llama más tarde a Simín para informarle que Razié está en el hospital, descubriéndose que había sufrido un aborto involuntario. Se le asigna entonces un tribunal para investigar y determinar la causa del aborto y la responsabilidad potencial de Nader: si se demuestra que él tenía conocimiento del embarazo de Razié y el aborto había sido causado por sus acciones, podría ser condenado a una pena de entre uno a tres años. Gran parte de la película gira en torno a este tema.

Nader acusa a Razié de descuidar a su padre. Un agresivo Houjat se enfrenta físicamente a Nader en varias ocasiones, amenazándolo tanto a él como a su familia y a una profesora de Termé, quien testificó a favor de Nader. Cuando Houjat es expulsado de la sala del juez y mandado a encarcelar —después de exaltarse durante una de las declaraciones de Nader—, Razié revela que él está profundamente deprimido y que tiene pensamientos auto-destructivos, por lo que está tomando antidepresivos.

Más adelante, Nader averigua con la pequeña hija de Razié que la razón por la que su madre estuvo ausente el día en que él llegó a casa temprano fue porque había ido con ella a ver a un médico, algo que Razié no había querido revelar antes. Ello, combinado con el temperamento explosivo de Houjat, hace que Nader se pregunte si quizás aquel abusaba físicamente de Razié, y si ello es la causa de su aborto involuntario.

Termé protege a su padre con una declaración falsa y Simín intenta llegar a un acuerdo financiero con Razié y Houjat, para compensarlos por la pérdida de su hijo. Nader inicialmente está indignado con la propuesta de Simín, toda vez que dicha acción significaría admitir una vergonzosa culpa. Aquí, la moral de todos los personajes entra en tela de juicio, ya que se pone de manifiesto que Nader, efectivamente, mentía sobre el desconocimiento del embarazo Razié y que ella tiene serias dudas sobre si las acciones de Nader fueron las detonantes del aborto. En una escena posterior, la película muestra a Razié confesándole a Simín que después de ver al suegro de ella en el quiosco, fue atropellada por un automóvil en un intento por protegerlo, y que esa misma noche había comenzado a experimentar un gran dolor, lo que probablemente fue el inicio del aborto.

Finalmente, todos —incluso los acreedores— se reúnen en la casa de Razié y Houjat para consumar el pago. Nader, quien aún se encuentra cauteloso respecto a la verdadera causa del aborto de Razié —pero no está claro si sabe realmente que ella fue atropellada—, escribe los cheques y astutamente menciona que se los entregará con la condición de que Razié jure sobre el Corán que sus acciones fueron la causa de su aborto. A pesar de las exhortaciones desesperadas de Houjat, ella no se atreve a hacerlo pues lo considera un pecado. Totalmente abatido, Houjat se quiebra, se golpea con violencia a sí mismo y abandona la casa furioso —el dinero no se paga—.

De nuevo en el tribunal de familia, todos se encuentran vestidos de negro, lo que en la cultura persa significa que ha ocurrido un fallecimiento en la familia. La separación de Nader y Simín se vuelve permanente y se le pide a Termé que decida si quiere vivir con su madre o su padre. Ella, con lágrimas en los ojos, dice que ha tomado una decisión pero solicita al juez que le pida a sus padres que esperen fuera de la sala antes de revelarla. En la última escena la pareja aparece esperando en silencio y por separado en el pasillo, lo que da fin a la película sin que el espectador conozca la decisión de Termé.

Reparto

  • Leila Hatamí como Simín. La actriz interpreta a una esposa en proceso de separación, papel por el que obtuvo numerosos elogios y reconocimientos en varios festivales, entre los que estuvieron el Oso de Plata a la mejor actriz en el 61º Berlinale1 y una nominación en la misma categoría en el Asian Film Awards.11
  • Peyman Moaadí como Nader. El papel de Moaadí es el del esposo que se niega a salir del país y cuyas acciones posteriores son el detonante del gran conflicto que relata la película. Por este rol, recibió el Oso de Plata al mejor actor en el 61º Berlinale1 y una nominación para la misma categoría en el Asia Pacific Screen Awards.12
  • Shahab Hoseiní como Hoyyat. Este rol es el de un hombre depresivo abrumado por las deudas y el desempleo, que lo vuelve agresivo y manipulador; es el esposo de Razié. Hoseini compartió —junto con Moaadí— el Oso de Plata al mejor actor en el 61º Berlinale,1 además, fue acreedor además del Crystal Simorgh Prize al mejor actor de reparto en el Festival de cine de Fajr.13
  • Saré Bayat como Razié. La actriz interpreta a una mujer muy religiosa de clase baja que busca trabajo en casa de Nader, quien posteriormente la expulsa de su hogar por un supuesto robo; luego de tener un aborto, acusa al protagonista por agresión. Por su actuación, recibió elogios y reconocimientos en varios certámenes, entre los que estuvieron el Oso de Plata a la mejor actriz en el 61º Berlinale —compartido con Hatami—,1 el Crystal Simorgh Prize por mejor actriz de reparto en el Festival de cine de Fajr y el ALFS Award del círculo de críticos de Londres en la misma categoría.14
  • Ali-Asghar Shahbazí como el padre de Nader, personaje que sufre de Alzheimer y cuyas acciones detonan parte de los conflictos entre las familias de Nader y Razié. Por esta interpretación, compartió el Oso de Plata al mejor actor en el 61º Berlinale junto a Shahab Hoseiní, Babak Karimi y Peyman Moadi.16
  • Shirin Yazdanbajsh como la madre de Simín.17
  • Kimia Hoseini como Somayé, hija de Razié y Hoyyat.17
  • Merila Zareí como la profesora de Termé; en su primera presentación ante el juez declara a favor de Nadir, pero en el transcurso de la película se retracta.
  • Babak Karimí como el juez que investiga la acusación que Razié y Houjat realizan en contra de Nadir. Por este rol, compartió el Oso de Plata al mejor actor en el 61º Berlinale junto a Shahab Hoseiní, Ali-Asghar Shahbazí y Peymán Moadí.18

RECOMENDAR A MIS AMIG@S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorias