+ Abrir categorías

La prostitución como forma de vida en «Muerte de una puta»

La prostitución como forma de vida en «Muerte de una puta»

El documental se inspira en la vida de Grisélidis Réal, famosa prostituta suiza que murió el año pasado
«Muerte de una puta» es una visualización inédita del trabajo sexual que nos presenta un conjunto de mujeres excepcionales que transgreden con su actitud ante la vida todos los prejuicios. El documental narra historias de amor, solidaridad y compromiso, llenas de alegría y voluntad transformadora, conceptos que nunca antes habían sido asociados al mundo de la prostitución.
El 31 de mayo de 2005 murió en Ginebra la prostituta más famosa y mediática de Suiza, Grisélidis Réal. El viaje por su biografía llevará al espectador a conocer paisajes y mujeres fuera de lo común: prostitutas de Bélgica, Suiza, Italia y España que compartieron con ella una forma singular de vivir el trabajo sexual. Son mujeres que narran su experiencia en la prostitución de un modo positivo y que lideran los colectivos europeos más activos en la defensa de la regularización del trabajo sexual.
Hablan de la prostitución sin rodeos, a cara descubierta. A su lado, el espectador podrá entrever el lado más desconocido de la prostitución, la cara más doméstica y personal. Si hasta ahora los retratos de las prostitutas se han centrado en describir su actividad profesional, «Muerte de una puta» narra su vida fuera de la prostitución: su casa, su familia, sus amistades y sus aficiones. Todos ellos aspectos que enriquecen las representaciones más convencionales de la prostitución.
El contexto
Se estima que, en todo el mundo, cuatro millones de mujeres forman parte de la cadena del comercio sexual de personas. Las estadísticas publicadas en los medios de comunicación cifran en más de 30.000 las mujeres que se dedican en España a la prostitución de las cuales, más del 90%, son inmigrantes. El negocio de la prostitución mueve en nuestro país unos 18.000 millones de euros anuales. A pesar de su magnitud, la prostitución continúa en España sin que exista un marco legal de derechos y deberes para las personas implicadas en esta industria.
Forma y contenido
El valor de este documental reside en la personalidad, la inteligencia y la heterodoxia de sus personajes. «Muerte de una puta» no es un documental transgresor, pero si lo son sus protagonistas. El trabajo de dirección se ha concentrado en escuchar con la mayor atención posible a cada uno de los personajes, devolviendo a la entrevista su valor original. En este sentido, los objetivos formales se han concentrado en visualizar meticulosamente los paisajes que corresponden a cada una de las protagonistas.
«Muerte de una puta» se ha rodado en Suiza (Ginebra), Italia (Venecia y Trieste), Bélgica (Bruselas y Amberes) y España (Barcelona). Ginebra es la ciudad donde vivió y murió Grisélidis Réal, la protagonista ausente del documental. En Italia, el equipo que ha realizado este documental visitó una de las capitales históricas de la prostitución, Venecia, y a Carla Corso y Pia Covre. En Bruselas asistió a una conferencia europea de prostitutas y entrevistó a Sonia Verstappen mientras que en Amberes se acercaró a Marianne Brawerarts.
La minicrítica en violeta: testimonio de vida. Duro e intenso.
RECOMENDAR A MIS AMIG@S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorias