+ Abrir categorías

Goyas 2017

A la atención de la Academia del cine español:

No, no hacen falta mujeres que hagan cine, hace falta que se las reconozca. El pasado sábado, durante la gala de los premios Goya 2017 vimos como su presentador, Dani Rovira, se subía (digo subir porque eran por lo menos de un palmo) a unos tacones para, como él mismo dijo, ponerse en los zapatos de las mujeres y reivindicar el papel de las mismas en el cine y en cualquier aspecto de la sociedad; sobre todo en los puestos de toma de decisiones. Para ello el presentador aportó algunos datos tales como que este año «había 303 actores candidatos y 230 actrices y en dirección, en 2016, 78 directores y 18 directoras».

Voy a obviar lo absurdo, estereotipado y sexista de que alguien haya considerado necesario que, para reivindicar el papel de la mujer en cualquier aspecto de la vida, sean necesarios unos tacones de por medio porque, aunque lo parezca, no es lo peor de todo.

En un momento de este discurso el presentador sentenciaba: en el cine siguen haciendo falta mujeres que hagan películas, mujeres que hagan películas sobre mujeres, con mujeres, para todo el mundo.

Desde 1986 solo han sido dos las mujeres premiadas con el Goya a mejor dirección pero ¿las mujeres no hacen cine?

En 2002 Inés París y Daniela Féjerman dirigían ‘’A mi madre le gustan las mujeres’’ y yo, con 8 años, salía del cine queriendo hacerme mechas rosas en el pelo y llamándome Sol. A día de hoy sigo sorprendiéndome a mí misma cantando a veces eso de ‘’hoy les voy a presentar a la novia de mamá’’.

En 2003 una de las dos premiadas a mejor dirección en la historia de los Goya, Isabel Coixet, dirigía ‘’Mi vida sin mí’’. No es la preferida de mi madre (a la que siempre le ha gustado esta directora), pero a mí me ayudó a comprenderla un poco más; a ella y a su amor incondicional.

Ese mismo año la que se alzaba como mejor directora era Icíar Bollaín por ‘’Te doy mis ojos’’. La vi años más tarde de su estreno (por mi corta edad) y no fui capaz de terminarla. Actualmente tengo 23 años y sigue siendo una de las películas que más me estremecen.

Más recientemente, en 2015, Paula Ortiz dirigía ‘’La Novia’’. Es tan arrolladora que toda la sala salimos del cine en silencio. Jamás he deseado tanto que alguien se llevase un premio como Inma Cuesta por este papel.

Ese mismo año (para lo que dicen que las mujeres no saben hacer humor) Leticia Dolera dirigía ‘’Requisitos para ser una persona normal’’. No dejé de sonreír en los 90 minutos de película y, sí, se puede hacer cine bonito, con otros actores y actrices y contar cosas tan necesarias.

Gracias por su discurso pero están equivocados: no somos nosotras las culpables de la poca representación de nuestro sexo en sus premios.

Las mujeres si hacen películas. Hacen películas sobre mujeres, con mujeres y para todo el mundo. Quizás ustedes están mirando en la dirección equivocada.

Paula Egurbide García.

RECOMENDAR A MIS AMIG@S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorias