+ Abrir categorías

El clan de las divordiadas

El clan de las divorciadas, 90 minutos de contínuas carcajadas en un estreno nacional exclusivo.

“Físicamente, ¿estás más cerca de Apolo o de Bartolo?” Ésta es una de las preguntas que diseñan las heroínas de El Clan de las Divorciadas con la esperanza de encontrar al hombre ideal. Las tres protagonistas, de características muy opuestas, se ven forzadas a compartir un piso. La convivencia será explosiva.
La risa es la estrella de la obra, el humor enciende todos los diálogos, lo cómico se manifiesta en el lenguaje corporal de cada una de las integrantes del Clan.

Brígida (la pueblerina), interpretada por Esperanza Elipe @espelipe
Es la más ingeniosa del grupo. Reconoce que tiene un “físico problemático”, se describe a si misma como “una mezcla entre la reina de Inglaterra y Falete”. Brígida introduce la noción del clan, una especie de hermandad con códigos compartidos. Sabe que, cuando de encontrar un nuevo amor se trata, ella debe lanzar “una red muy extensa”.

Mary Baybowl (la extranjera), interpretada por Vanesa Romero 
Es la deslumbrante y seductora outsider; muchas veces parece menos inteligente de lo que es: recurre al papel de boba para lograr sus fines. Es la femme fatale del grupo, ella cree que es graciosa pero sus compañeras la consideran una despistada total. Si bien tiene el llanto fácil cuando recuerda a sus amores perdidos, es de espíritu alegre.

Estefanía María del Montijo Estuardo de León y de Todos los Santos (la aristócrata), interpretada por Andoni Ferreño 
Harta de vivir cinco años en una granja, fabricando quesos de cabra, se muda nuevamente a Madrid. Es un poco tensa, se nota su alcurnia en su tono estirado y en su elegancia. Para conservar su sofisticado piso del barrio de Salamanca, se ve forzada a subalquilarlo. Siente que es el momento de festejar con champagne cuando llegan dos nuevas inquilinas, también divorciadas, para compartir los gastos. Estefanía se une a sus amigas en la búsqueda de una nueva pareja, reticente al principio pero abandonando luego sus inhibiciones. Su mantra es “soy divorciada y estoy desatada”.

#elclandelasdivorciadas

Fuente: Teatre Talia

 

RECOMENDAR A MIS AMIG@S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorias