+ Abrir categorías

El alma de los verdugos/Las tinieblas del poder

¿Qué pasa por la mente de un torturador? ¿Qué siente cuando le arranca las uñas a una joven o la viola? Vicente Romero y el juez Baltasar Garzón recogen lostestimonios de víctimas y verdugos, así como otras voces autorizadas, para dar algunas respuestas.

Vicente Romero ha desenmascarado y entrevistado a algunos de los responsables de la represión argentina como Adolfo Scilingo, pero no le ha salido gratis: su lucha a favor de los Derechos Humanos le valió ser encarcelado en Chile y expulsado de la Argentina de Videla. Baltasar Garzón acabó con la sensación de impunidad de los represores con la orden internacional de detención contra el general Pinochet y se ha convertido en un baluarte de los Derechos Humanos que no conoce fronteras.

En su primer trabajo como coautor de un documental para televisión, el juez Garzón se rodea de víctimas y, con ellas, regresa a los escenarios de las torturas para hacer un retrato descarnado de los autores de la represión que acabó con miles de muertos y desaparecidos en Argentina.

«El alma de los verdugos» va más allá del reportaje y trasciende los hechos concretos para profundizar en la faceta más oscura del alma de los torturadores de la represión argentina a través de testimonios escalofriantes de las víctimas (Nilda Eloy, Marga Cruz, Cristina Muro…) y los verdugos (el teniente coronel Emilio Nanni, el policía Norberto Cozzani…).

Las tinieblas del poder

Para Vicente Romero, director de «El alma de los verdugos / Las tinieblas del poder», «este programa empieza donde terminaba el anterior. Si en «El alma de los verdugos», retratábamos a los criminales de hace 30 años de la dictadura militar Argentina, en esta entrega hemos investigado a los de hoy y hemos comprobado que aquello no es parte de la historia sino que sigue ocurriendo ahora en las cárceles y en los vuelos secretos de la CIA».

Estos son los nombres propios de los lugares y de algunos de los protagonistas, activos y pasivos, que nos ayudan a conocer y comprender con su testimonio, a lo largo del documental, el alcance de esta historia:

  • Guantánamo. (Base de EE.UU. en territorio de Cuba). El Almirante Mark H. Buzby, jefe de la base, reconoce que el 80% de los detenidos fueron comprados por 5.000 dólares cada uno y que sólo el 20% fueron arrestados por militares estadounidenses. Tarek Derghoul, ex detenido en Pakistán y Guantánamo y Brahim Benchekroun, ex detenido en Afganistán y Guantánamo, cuentan su paso por prisión.
  • Abu Ghraib. Entrevista a fondo, en un lugar no identificado, con el sargento Joe Darby quien denunció y difundió las imágenes de torturas a presos iraquíes que dieron la vuelta al mundo. Darby está amenazado de muerte y vive bajo protección del FBI. El documental ofrece imágenes inéditas de los crímenes ocurridos en esta prisión, algunas de una crudeza espeluznante.
  • Qal-i-Naw (Afganistán). El equipo de TVE grabó, sin conocimiento de las autoridades de la cárcel, imágenes de condenados a muerte por terrorismo cuando iban a ser trasladados a Kabul para ser ejecutados.
  • Los vuelos secretos de la CIA. El imam, Abu Omar, secuestrado en Milán presuntamente por agentes de la CIA, relata cómo fue torturado y violado en una prisión de El Cairo para ser finalmente puesto en libertad sin cargos. También hablan, entre otros, Maher Arar, ciudadano canadiense, detenido en Nueva York y torturado en Siria y Jordania; Khaled el Masri, ciudadano alemán, secuestrado en Croacia, torturado en Afganistán y liberado en Albania.

El documental, presentado por Vicente Romero junto a Baltasar Garzón, recoge los testimonios de las organizaciones pro derechos humanos, muchas de ellas estadounidenses, que encabezan la lucha en defensa de la justicia y el estado de derecho frente a los abusos que conlleva esta estrategia antiterrorista de cárceles y vuelos secretos. Jean Ziegler, ex diputado suizo, relator de Naciones Unidas y una de las voces más respetadas en la defensa de los derechos humanos, asegura en este documental que «los Estados Unidos practican el fascismo exterior, la tortura y han olvidado los principios de su propia declaración de independencia».

El documento también describe el papel que desarrollan los llamados «contratistas de seguridad» o mercenarios en los conflictos de Iraq y Afganistán. El jurista Stewart Horton, de Corpwatch, subraya que actualmente hay 180.000 contratistas en Iraq; es decir, más que soldados del ejército regular de los Estados Unidos.

Fuente: RTVE

RECOMENDAR A MIS AMIG@S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorias