+ Abrir categorías

Documental: Colombia, la guerra que no existe

El documental Colombia, la guerra que no existe –20´38¨– fue presentado ante los medios de comunicación el pasado día 22 de julio, en Valencia, en la sede de la Universidad Internacional Menandez Pelayo. Es mi último trabajo como guionista y directora; para su realización, conté con la colaboración Latitud Producciones en Colombia y Videogenic, en España . Colombia, la guerra que no existe surge como respuesta a una propuesta de la Mesa de Apoyo por los derechos de la Mujeres la Paz en Colombia, cuya dirección técnica está a cargo de la ONGD Atelier.
Colombia vive una guerra civil sorda y muda que se nombra con otras palabras: conflicto, actores armados, terrorismo, falsos positivos, narco tráfico, seguridad; no hay generaciones vivas en Colombia que conozcan la paz… todos los días hay muertos en combate y todos los días mueren líderes campesinos, periodistas, defensoras de derechos humanos, sindicalistas… en un goteo inacabable… Los combates y las ocupaciones de los territorios por unos u otros combatientes –guerrillas, paramilitares, ejército colombiano…—desplazan a miles de personas a diario, generalmente gentes del campo que se quedan sin medio para sobrevivir y huyen para buscar techo en las ciudades: Son más de cuatro millones de desplazados, en su mayoría mujeres que tienen a su cargo a las personas mayores y a los niños y niñas. Ellas son las protagonistas de esta película y la calle, la voz que nos transmite la información de lo que hay. Que cada cual saque sus conclusiones.
Recogimos los testimonios de cuatro mujeres luchadoras, desplazadas, amenazadas de muerte y nos contaron sus esfuerzos en resistir y construir la paz en situaciones de alto riesgo. Salimos a la calle en Bogotá a preguntar sobre la guerra: las imágenes y las palabras de quienes contestaron a las preguntan reflejan la confusión en la que vive una parte de la sociedad colombiana que niega la guerra a la vez que considera que la guerra no se va a terminar nunca. La opinión de la gente no es casual; es el resultado de muchos factores, entre ellos, los éxitos del gobierno colombiano en el frente de la comunicación.

En Colombia, la palabra guerra no existe.

No lo digo yo, lo dice Uribe, el presidente de Colombia. Lo dice en los medios, lo dice ante los dirigentes de los paises fronterizos, lo dice por la radio, por la televisión; no se cansa de afirmarlo. No hay guerra en Colombia, ni dentro ni con los paises fronterizos… No hay guerra en Colombia. Sin embargo, por doquier se encuentran las víctimas de la guerra que no existe; en cualquier esquina de Bogotá –yo lo pude comprobar– hay testigos de la guerra, víctimas, defensoras de la paz en los territorios, gentes desplazadas de sus tierras por la guerra que no existe…
Su sucesor, a punto de tomar posesión de su cargo ¿dirá lo mismo? Probablemente sí, porque Juan Manuel Santos, miembro de una familia de la oligarquía colombiana — propietaria de buena parte de los medios de comunicación en ese país– ha sido hasta la fecha, el ministro de Defensa de Uribe, el ejecutor de las política llamada de Seguridad Democrática, esa política que incentivó económicamente la entrega de guerrilleros vivos o muertos y que produjo –entre otras perversiones– las reiteradas denuncias de los llamados falsos positivos, una contradicción in terminis, una paradoja más de la perversión del lenguaje y de la vida en la sociedad colombiana.
Este documental pretende ser una herramienta más para el debate, una mirada a la realidad colombiana desde el otro lado del poder.

Fuente: Llum Quiñonero

Colombia, la guerra que no existe from Mesa de Apoyo on Vimeo.

 

RECOMENDAR A MIS AMIG@S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Categorias